Lógica del revés

Gran parte de los países del mundo (y sus poblaciones) están enfrentando graves problemas respecto al precio de la energía. Todos los días vemos en los noticieros que el petróleo alcanza precios nunca antes vistos. Porqué? Hasta cuándo seguiremos en esta situación? Cuando el petróleo y los combustibles dejarán de subir?


Tratemos de entender el origen del problema planteado. Porqué el petróleo sube día-a-día? En primer lugar, la causa más importante es que la demanda supera con creces la oferta. En segundo lugar, y gracias al primer factor, se abre camino a la especulación de un producto esencial según nuestro estilo de vida actual. Y un tercer factor también importante es la devaluación del dólar, es decir, 100U$ de hoy no es lo mismo que 100U$ de hace un par de años.

Otra situación común en los noticieros es el reclamo de la población en distintos países por una solución a la alta del precio de los combustibles. Qué deben hacer los gobiernos? Aumentar el subsidio? Intervenir y forzar la bajada de precio del petróleo? Subsidiar sectores que actualmente utilizan los combustibles? No, no y no! Si vemos las causas del aumento del precio de los combustibles, veremos que ninguna de estas medidas resuelve el problema, simplemente lo prolonga, o hasta lo refuerza. Si subsidiamos más, el consumo seguirá en aumento. Podemos forzar artificialmente el mantenimiento del precio de los combustibles si el petróleo sube todos los días? No; de dónde saldría el dinero para eso? Tiene algún sentido?

La solución sería trabajar en dos sentidos: colaborar para que baje la demanda y para que suba la oferta. Es una ecuación muy simple, básica para cualquiera que conozca las reglas básicas de economía.


Una solución sería subir los impuestos a combustibles, bajando la demanda, y al mismo tiempo utilizando ese dinero para invertir en fuentes de energía alternativas, y principalmente en medios de transporte de masas que no requieran el uso de combustibles fósiles. También debemos invertir en el tele-trabajo, opción totalmente viable en varias industrias. Si trasladamos el trabajo al otro lado del mundo (call-centers y otros servicios que proveen empresas de India a Estados Unidos), cómo no podremos trasladar el trabajo de la oficina a nuestras casas (o a pequeñas oficinas abiertas a varias empresas en nuestro barrio). Una computadora, escritorio, acceso a teléfono, Internet, y los sistemas de información de la empresa hoy es suficiente para realizar muchos trabajos sin tener que estar presente físicamente en nuestro trabajo. Talvez sean necesarias dos visitas semanales a la empresa, para reuniones, hasta ahí. Por otro lado, los gobiernos deberían invertir, si posible, en aumentar la oferta de petróleo u otras fuentes de energía. Eso requiere pesadas inversiones, y de algún lugar tenemos que quitar el dinero. Lastimosamente el gravar con mas impuestos el petróleo, hará que inicialmente el precio suba un poco más, pero a mediano plazo, hará con que baje. Mientras no hagamos eso, el petróleo seguirá subiendo porque la demanda se mantiene.

Acaso no es tan simple? Acaso no es lo que dicen los manuales? Es tan difícil ver esto? O es que hay gente a la que no le interesa resolver el problema? O siempre escapamos por el lado más simple, elegimos el camino populista, sin importar si el problema real crece? Hace poco comentaba en el miniblog que mientras que Lula, Hillary y McCain estaban a favor de un subsidio mayor a los combustibles, Obama estaba en contra (a pesar de que la medida no le favorece electoralmente).

Bueno, pero como vivimos en la 'era' de Homero Simpson, debemos vivir la lógica del revés. Entonces nos despedimos con una de las enseñanzas del grande Homero:
Quiero compartir algo contigo: Tres pequeñas frases que te ayudarán a lo largo de tu vida:
  1. ¡Cúbreme!
  2. ¡Buena idea Jefe!
  3. Estaba así cuando llegué.

Comentarios

Chila dijo…
... Y un tercer factor también importante es la devaluación del dólar, es decir, 100U$ de hoy no es lo mismo que 100U$ de hace un par de años.

Si bien esto es cierto, "costo" del petróleo no se ve afectado por esto, ya que las monedas nacionales se hacen mas fuertes y el efecto es anulado.

Una solución sería subir los impuestos a combustibles, bajando la demanda, y al mismo tiempo utilizando ese dinero para invertir en fuentes de energía alternativas, y principalmente en medios de transporte de masas que no requieran el uso de combustibles fósiles.

Si se ponen mas impuestos a los combustibles, sus precios subirán incluso más y podría afectar seriamente a la economía petróleo-dependiente que tenemos. Hay que invertir en las fuentes de energía alternativas, pero a la vez hay que tratar de por el momento "amortiguar" el problema del precio del petróleo (probablemente bajando los impuestos), porque de lo contrario la economía del país podría entrar en una grave recesión. El problema aquí es que El Mundo es en general petróleo-dependiente, y de ésto se dió cuenta tarde. El problema del petróleo "llegó de golpe", gracias a las super guerras norteamericanas, y no estamos preparados para afrontarlo.

La solución sería trabajar en dos sentidos: colaborar para que baje la demanda y para que suba la oferta. Es una ecuación muy simple, básica para cualquiera que conozca las reglas básicas de economía.

Con esto bajarían los precios, ya que habría más oferta, pero no basta con que aumente la oferta hasta niveles "aceptables", ya que no se solucionaría el problema principal, esto es, ser petróleo-dependientes. Lo ideal es reducir la petróleo-dependencia hasta límites que hagan que una economía no decaiga cuando haya escacés y altos precios del crudo. Los países del 1er. mundo están buscando esto ahora mismo, y ésta decisión fue tomada prácticamente "de la noche a la mañana".

Por otro lado, los gobiernos deberían invertir, si posible, en aumentar la oferta de petróleo u otras fuentes de energía.
Por el lado del petróleo, sólo para aminorar el efecto en la economía de un país. A la larga hay que tratar de ser petróleo-independientes.

Lastimosamente el gravar con mas impuestos el petróleo, hará que inicialmente el precio suba un poco más, pero a mediano plazo, hará con que baje.
Si se ponen mas impuestos a los derivados del petróleo la economía colapsaría, y a mediano plazo todo estaría tan mal que probablemente ni petróleo podríamos comprar (actualmente ya nos cuesta bastante). Lo ideal es bajar los impuestos para permitir que la economía repunte, y usar los impuestos recaudados de esta economía mejorada en invertir en infraestructura transporte y maquinarias que no consuman derivados del petróleo, para así poder transicionar en una economía mas petróleo-independeinte. Otra opción es también fomentar la producción de biocombustibles para reducir el precio.

Creo que el precio del petróleo global difícilmente baje. La interminable guerra de Irak, las tensiones con Irán y Venezuela, todo esto va en contra del abaratamiento del precio del petróleo.

Aquí y en la mayoría de los países del mundo me parece que lo que va a ocurrir es una gran recesión. Esto hará que finalmente los gobiernos vean al petróleo ya no como algo "poco estratégico y no recomendable", que es como lo están viendo ahora (¡por fín!), y ya como un "vicio que hay que evitar a toda costa". Si todo sigue así pronto el mundo tocará fondo, y habrán que tomar medidas muy radicales. La transición global a la petróleo-independencia será bastante lenta y dolorosa, la pérdida de vidas será cuantiosa. Pero quedará en los libros de historia como una especie de "segunda revolución industrial". Ésta segunda revolución no solo es necesaria desde el punto de vista energético, sino también ecológico. Porque no solo en el tema energético estamos tocando fondo, también en lo que respecta al medio ambiente. El impulso de energías alternativas, que a la vez sean mucho mas limpias, va de la mano con solucionar el problema ecológico mundial.

Ah, y no nos olvidemos del nuevo problema mundial, recién salidito del horno: la escacés de alimentos (we need to deal with that too, being energy efficient and nonpolluting, peace of cake...).
sacoleiro dijo…
Yo hablé de 3 factores que hacen con que el petróleo suba:
1. Demanda supera a la oferta
2. Especulación por el punto 1
3. Caída del dólar (el precio sube en dólares, pero como decis, las otras monedas se valoran respecto al dólar y eliminan este factor).

Qué hay que hacer entonces? Aumentar la oferta o bajar la demanda? Como apuntaste, el camino más recomendable -principalmente para el medio ambiente- es bajar la demanda. (aunque aumentar la oferta también bajaría el precio).

Qué hacemos para bajar la demanda? Aumentar el precio! Se tiene que seguir invirtiendo en otras tecnologías, pero si estas son más caras hoy, qué mejor forma que incentivar su uso que aumentar el precio de la alternativa del petróleo. No hay otro camino, principalmente a corto plazo.

Muchos factores se colocan como causantes del alta del petróleo, pero el principal de ellos es la demanda excesiva. El mundo está creciendo de tal manera que la gente que antes no tenía acceso al petróleo o el alimento, ahora si lo tiene, y quiere comprarlo. Aumenta la demanda, y aumenta el precio, es la ley natural de la economía, no hay forma de intervenir contra eso (ya los congelamientos de precios o los países que intentaron el modelo puramente socialista lo comprobaron).

Cuando un banco se está desangrando porque "hay rumores" de que va a caer, entonces hay que dar confianza, hay que actuar rápido y bruscamente transmitir confianza a todos, permitiendo que salgan ríos de dinero sin cualquier intento de detenerlo. Si intentamos detenerlo, será tarde, todos tratarán de sacar el dinero todavía con más rapidez.

Cuando se descontrola el precio de algo, y se sigue consumiendo, es porque la gente sigue pudiendo pagar, sigue con sed de petroleo. Tiene que subir a un punto en que BAJE la demanda, obligando a lo mejor a que todos usemos transporte público, autos eléctricos, u otras opciones. Una vez que baja la demanda, el precio bajará, a lo mejor a valores más bajos que los actuales, ya que parte de las personas que antes tenían sed de petróleo invirtieron en otras tecnologías o alternativas y ya no volverán a usarlo (menos mal).

De otra forma seguirá la especulación, y los valores seguirán subiendo. El precio del barril de petróleo triplicó en el último año y medio. Como se buscaron todos los medios para que esa suba no llegue a la gente común en las estaciones de servicio, el combustible no llegó a duplicarse en el último año y medio en gran parte de los países del mundo (en algunos no subió ni un 15%). La demanda seguirá en alta así. Lo que necesitamos es un amargo remedio, una suba bruta y fuerte, tasar fuertemente el vicio del petróleo.

Y los sectores que dependen y hacen que al final se ahorre combustible, como transporte colectivo, deben ser de alguna manera subsidiados para brindar mejores servicios, ya que tendrán que albergar a los que antes usaban automóviles. Se debe subsidiar la investigación y utilización de otras fuentes de energía, eliminar a cero impuestos sobre productos que sean fuente alternativa de energía (un programa interesante es el de biocombustibles en brasil, utilizando el alcohol de caña de azúcar y automóviles flex).

Entradas más populares de este blog

Y después de simular el cerebro?

Where are we going?

Internet para todos

Brazo Biónico