Tiempos modernos..

La cantidad de estímulos cerebrales producidos por el mundo moderno es enorme. En las últimas tres décadas fue producida más información que en los últimos 5 mil años. Mas de mil libros son publicados diariamente en el mundo. Una única edición del diario The New York Times contiene más información de lo que un lector medio encontraba durante toda su vida en el siglo XVII.

Y ese flujo de estímulos, de información, llega a nosotros por distintos medios, y en ocasiones, varios de ellos al mismo tiempo. En un artículo llamado "Socorro! Estamos todos hiperactivos" de la revista brasileña Época se explican las consecuencias personales y profesionales de recibir ese enorme flujo de informaciones. Extraigo aqui parte del artículo:
Al princípio, decía el griego Hesíodo, era el caos. Hasta que inventaron el teléfono. El aparato sonaba, tú pedías un momento, atendías y volvías a hacer lo que habías interrumpido. Después crearon el e-mail. Mas un momento para leer el mensaje urgente, mientras alguien le esperaba al otro lado del tubo, y el trabajo sigue parado. Después vino el celular, sacudiendo en el bolsillo con aquella inconfundible música. -Puede esperar un momentito?- Hoy, con los diarios, revistas, blogs, radio, TV, computadoras de bolsillo y una enorme cantidad de dispositivos tecnológicos, las interrupciones se volvieron contínuas... Estamos viviendo en un oceano de informaciones y actividades que, en todo momento, demandan nuestra atención y exigen decisiones. Como reaacionamos a eso? Es posible no morir ahogado? Será que el cerebro humano está preparado para convivir con tantas cosas, para coordinar tantas tareas al mismo tiempo y para tomar las mejores decisiones en medio a un caos muy distinto de aquel de Hesíodo?

Yo comparo el flujo de información que recibimos con las Cataratas del Iguazú. Quién conoce esta belleza de la Naturaleza sabe del poder que tiene.. esa cantidad de información nos abruma en el día a día, y cuesta "navegar contra la corriente".. estamos expuestos a esa cantidad de información y, volviendo a la metáfora, nos mojamos! no solo nos mojamos, sino que esa información nos mueve, nos arrastra (talvez solamente algunos son suceptibles a estos efectos, y a los otros la información les pasa de largo.. a mi no, debo aprender a que la información pase de largo, a desconectarme más tiempo..)

Lo interesante del artículo es que discute con estudios y opiniones de científicos, pruebas con personas en su vida cotidiana, si estamos preparados o no para ese flujo..
Son tantos los libros y canales de televisión, tantas posibilidades de elección para todo, que nuestro cerebro acaba exausto. La multiplicidad de opciones restringe nuestra capacidad de decisión, de elección. (Barry Schwartz - profesor de sociología, en su libro "The Paradox of Choice")
El cerebro humano es incapaz de procesar dos cosas al mismo tiempo. Aparte de no tener esa capacidad, forma una 'cola' de tareas que 'incomoda' la ejecución general, provocando errores y atrasos (Yuhong Jiang - psicóloga e investigadora de la Universidad de Harvard)
Vivimos la era de la ansiedad. El cerebro humano no está preparado para lidiar con las situaciones creadas por él mismo y, en términos de evolución, nos llevaría miles de años para que podamos adquirir la capacidad de procesar dos decisiones en paralelo. Puede ser que las nuevas generaciones desarrollen la multitarea con mejor eficiencia. (Geraldo Possendoro, profesor de la Unifesp)

Debemos re-aprender a vivir en este mundo diferente.. en el primer post de este blog, decía yo que en nuestro mundo actual es importante desaprender constantemente, para permitirnos aprender cosas nuevas.. y lo primero que debemos hacer es reconocer que los cambios que se están produciendo en nuestras vidas son profundos.. y que algunas reglas que regían nuestras vidas ayer, ya no son válidas hoy..

update 13.03.2007: ese flujo constante y avallasador es a veces enviciante.. y eso puede ser un problema: Vacaciones frustradas por adicción a internet

Comentarios

Mario Romero dijo…
Jaja, es increible, hoy estaba pensando en la misma metafora, el flujo de información como un río extremadamente caudaloso. Creo que nuestra generación es privilegiada al ser actores en este momento clave de la historia humana. Pero evidentemente no estamos listos para procesar en paralelo, seguramente los niños de hoy serán los primeros en adaptarse a esta voragine de información.
sacoleiro dijo…
Así es Mario.. es como yo me siento.. jajaj.. estoy dando mis primeras brazadas en este río de información..

nuestros hijos o nietos serán "Humanos2.0" y tendrán otras capacidades..

hoy en día estamos usando procesadores con doble o cuádruple núcleo.. y más.. estamos en la época del n-core..

debemos desaprender y volver a aprender.. una y otra vez.. ciclo a ciclo..! uffs..! por ahí nos ahogamos en el intento..!

Entradas más populares de este blog

Y después de simular el cerebro?

En que 'era' vivimos?

Where are we going?

El debate ético